A pedido de la producción de Animal

Bulay, de Raúl Alfonsín a Mauricio Macri

Luego de competir en las internas de Cambiemos para intendente de la ciudad, uno de los referentes del radicalismo local evocó a Alfonsín y repasó obras actuales del oficialismo nacional.

Luego de no superar la interna, Ernesto se sumó apoyo a Orrico en las generales.

Todavía guardo en mi retina ese día inolvidable de 1985 cuando conducía la JR local y fuimos a ver, en el balcón del Colegio del Uruguay Justo José de Urquiza, a nuestro Pte. Raúl Alfonsín y al presidente Uruguayo Sanguinetti. Ambos se habían reunido en el salón de actos y habían firmado acuerdos bilaterales y que tenían la finalidad de comenzar a transitar la integración de nuestros pueblos en democracia.

Siempre es importante la visita de los Presidentes democráticos a nuestra ciudad, máxime si han dejado algo en beneficio de los vecinos. Sabemos que habrá un antes y un después en Concepción del Uruguay con tres obras que dejará la gestión nacional y que  hasta la fecha de no se habían realizado, como lo es la Defensa Norte,  otra como un Barrio olvidado, con la recuperación urbana en toda su extensión de  uno de los espacios habitados más antiguos de la ciudad como lo es La Concepción y por último, una que si bien se realizaba anteriormente, siempre había dejado mucho que desear, y es  el convenio de Dragado del Río Uruguay por cuatro años.

La Defensa Norte y la Defensa Sur estuvieron, entre otras obras estructurales, en aquél magnifico Plan participativo de la ciudad que fue el PLANUR, pero a pesar de haber quedado fondos desde la gestión Radical de 1987 a hasta la llegado del gobierno de Cambiemos con el Pte.  Macri, la obra había sido anunciada, prometida, re prometida, pero nunca realizada. Hoy es una realidad y nuestra ciudad alcanzará una mejor calidad de vida, ya que barrios como Cantera 25, dejarán de inundarse.

El Plan Hábitat en el Barrio la Concepción ha significado tener agua, cloacas, calles, asfalto  y viviendas que antes no había y si lo habían era muy deficitaria. Se ha ganado en vivir con más dignidad.

El Puerto de Uruguay ha tenido históricamente una dificultad y es la de garantizar una profundidad determinada durante todo el año para transitar su vía sin problemas. Ecuación que se fue agravando con el tiempo por el tamaño y calado de los buques. Poder tener un dragado activo y a una profundidad interesante, por un tiempo de cuatro años, hace en principio, que podamos recuperar las cargas de nuestro hinterland y volver a poner a n/Puerto  en el radar del comercio exterior y lograr el desarrollo Portuario.

En la construcción colectiva y democrática se debe reconocer y agradecer a las gestiones en general y nacionales en éste caso, que no se olvidan de las demandas de los pueblos y que hacen a su desarrollo y bienestar.  Debemos trabajar por una construcción de una sociedad que valore y premie a los funcionarios públicos probos, honestos, transparentes, decentes, austeros  y  rechazar a los que llegan al poder sin valores democráticos y prestos para rapiñar, enriquecerse y quedarse con dinero del pueblo. Si construimos una sociedad con valores democráticos, no tengo dudas que la Argentina será la que nos merecemos.

Compartir