Los bomberos llegaron con el dato que salía humo de un departamento

Falsa alarma de incendio en inmediaciones del Tobar

Al no encontrarse rastros de ningún incendio, los bomberos enrollaron rápidamente las mangueras, se subieron al vehículo que los transporta y volvieron al cuartel.

Los bomberos recibieron el llamado de alumnos del instituto Tobar García.

La incertidumbre reinó anoche entre transeúntes ocasionales y vecinos del Instituto Superior de Formación Docente Carolina Tobar García, ya que de manera sorpresiva llegaron los bomberos voluntarios y rápidamente se desplegaron sobre calle San Martín, entre 21 de Noviembre y Rivadavia.

Ante la mirada incrédula de los presentes, los bomberos desenrollaron mangueras y rápidamente tomaron la calle para intentar encontrar un supuesto incendio denunciado telefónicamente. Los bomberos caminaban la calle de esquina a esquina en busca del humo que fue denunciado por alumnos/as del establecimiento educativo.

Los minutos pasaban y los bomberos no encontraban humo a la vista, por lo que corrió rápido el rumos entre los curioso de que en verdad se trataba de una denuncia por pérdida de gas. El tiempo seguía transcurriendo y todos en la cuadra, tanto bomberos como testigos ocasionales de la curiosa situación, se miraban de manera incrédula sin entender la presencia de la cuadrilla bomberil.

Al no encontrarse rastros de ningún incendio, los bomberos enrollaron rápidamente las mangueras, se subieron al vehículo que los transporta y volvieron al cuartel.

Palabra oficial

Para tratar de corroborar lo sucedido, la redacción de La Calle llamó telefónicamente al cuartel para tener un testimonio. La versión oficial asegura que: “Alumnas del Tobar García llamaron por un posible incendio en un departamento contiguo al edificio donde cursan diariamente. Los bomberos llegaron, realizaron las tareas habitual en una situación como esta y constataron que no existía ningún foco de incendio, así que volvieron al cuartel”, aseguraron desde el cuartel de bomberos.

Otra falsa alarma

Debido al reciente incendio que se generó en una vivienda del centro de la ciudad durante la visita de Mauricio Macri, La Calle consultó si es habitual este tipo de situaciones donde se reciben falsas alarmas: “Suele ocurrir. Hace dos semanas nos llamaron de un posible incendio en calle Henry, entre Rivadavia y 21 de Noviembre. Allí funciona un taller de autos, donde el dueño había dejado quemando desperdicios adentro de una llanta de auto vieja. Debido a que dejó quemando material plástico y de mucha combustión, empezó a emanar un fuerte olor a quemado que se metió en las casas de la zona y un denso humo negro que afloraba desde el centro de la manzana. Una vez que se detectó de dónde provenía el humo, los bomberos se retiraron nuevamente al cuartel”.

Por último, la redacción de La Calle mantuvo un pequeño diálogo con un bombero voluntario que no quiso revelar el nombre, pero destacó que ellos acuden a cualquier denuncia que les hacen mediante vía telefónica ya que no tienen manera de constatar la veracidad hasta tomar contacto con el lugar. Pese a esta modalidad de falsas alarmas, los bomberos siempre recomiendan radicar la denuncia ante un posible incendio y cuanto antes mejor.

Compartir