Había apuñalado a un hombre de 36 años que intentó defender a su hijo de una golpiza

Prisión preventiva a acusado de matar a un vecino

Este lunes se dispuso la prisión preventiva en audiencia llevada a cabo en el Juzgado de Garantías de Concepción del Uruguay.

La policía trabajo en la escena del crimen el viernes por la noche.

Se trata de Iván Maximiliano Ayala, de 24 años de edad, joven empleado municipal, que el pasado fin de semana, de manera inexplicable atacó a golpes a un choco de 16 años, mientras jugaba al fútbol en una canchita del barrio mencionado.

Ante la atónita mirada de otros menores, el agresor, pateó y trompeó al adolescente, lo que fue alertado Gustavo Daniel Monzón de 36 años, padre del mismo, que acudió de inmediato, ya que vivía a pocos metros del lugar.

Allí fue cuando Ayala, extrajo un cuchillo de unos 21centímetros de hoja y apuñaló al padre del menor en el pecho, más concretamente a la altura del noveno espacio intercostal izquierdo, causándole la lesión en el corazón, que luego lo llevaría a la muerte, más allá de los esfuerzos médicos en el hospital Urquiza, donde fue llevado de urgencia por los vecinos.

Tras los hechos, llegó personal policial de la Comisaría Tercera y luego de algunas averiguaciones, los uniformados procedieron a detener al joven que se entregó en su casa cuando vecinos intentaban llegar hasta él, haciendo entrega del cuchillo que presentaba evidentes manchas de sangre.

Esto fue lo relatado minuciosamente por el fiscal del caso, doctor Fernando Martínez Uncal, quien destacó que restan numerosas pericias para realizar, así como las testimoniales a varios menores que presenciaron el trágico momento. Por otra parte consideró que dado el hecho, la pena que comprende este es de entre 8 y 25 años, destacando que seguramente se solicitará una condena sensiblemente mayor a la mínima, por lo que pidió la prisión preventiva por 90 días, ante los evidentes riesgos procesales.

Por su parte el abogado querellante de la familia, el doctor José Pedro Peluffo, adhirió a los dichos del Ministerio Público Fiscal, agregando que el daño causado, además de llevó a la destrucción de una familia con 7 hijos menores que quedaron sin padre, por o que pidió la misma medida.

El doctor Nicolas Gazali, defensor oficial, se opuso a la prisión preventiva, realizando su alegato intentando convencer a juez interviniente, doctor Gustavo Díaz y solicitó medidas alternativas.

Finalizada la exposición de las partes, el juez de Garantías, hizo lugar al pedido fiscal, pero por el término de 60 días, ordenando su alojamiento en Comisaría Primera de ciudad los primeros 30 días, quedando para su posterior tratamiento los restantes 30 días, a fin de definir su alojamiento.

Informó 03442

Compartir