Buscan llevar su música a todo el país

La última Folk llega a Cosquín

La banda uruguayense fue convocada por la organización del evento para participar de los espectáculos callejeros y la peña oficial del festival.

Desde hace un tiempo se viene dando una especie de revalorización de la música autóctona, en la voz e instrumentos de jóvenes artistas de toda la provincia de Entre Ríos. Debido a esto, la un cronista de la redacción de La Calle asistió a uno de los tantos ensayos que están realizando por estos días los integrantes de la banda folklórica La Última.

Los integrantes de esta agrupación musical vienen trabajando duro para intentar posicionarse en lo más alto de la escena provincial y así tratar de dar el salto a un plano más nacional. Luego de cinco años de mucho esfuerzo y dedicación, fueron convocados de manera oficial para subir a uno de los tantos escenarios callejeros que se montan año a año en el marco del festival de folklore realizado en Cosquín, provincia de Córdoba. 

Si bien se los nota muy entusiasmado con este desafío, no pierden de vista su principal premisa: llevar al resto de la provincia y el país, las costumbres, lugares e idiosincrasia de los “uruguayenses”. Con esta intención fue que compusieron “Voy a Cantar”, lo que hasta hoy es la canción más representativa de ellos como grupoy que describe perfectamente a Concepción del Uruguay, sus habitantes y sus lugares más hermosos. Este tema se puede escuchar desde hace varios meses en todas las radios de la ciudad y varias producciones audiovisuales que se emiten por el canal local o a través de internet.      

El bajista Iván Pastorini habló del presente de la banda y contó que: “Por suerte este fin de año llegó cargado de shows en el marco de los festejos por los cinco años de la banda. Hemos podido hacer una gira recorriendo varios departamentos de la provincia, como por ejemplo Nogoyá para la Fiesta de la Guitarra y Federal en la Fiesta del Cuchillero. Además recientemente tuvimos la posibilidad de cruzar el charco y presentarnos en Uruguay; donde tuvimos buenas recepciones en las localidades de Paysandú y Quebracho. Allí se realiza una festividad muy interesante que se llama Cantando al Calor del Fogón”.

Pastorini siguió dando detalles de la actualidad del grupo cuando no están arriba de los escenarios y de los compromisos firmados para el próximo mes: “Seguimos trabajando en los temas nuevos de cara a lo que serán los conciertos de 2020. En enero vamos a tener bastante actividad; ya que nos confirmaron la presencia en la Fiesta del Campamentista de San José, en la fiesta del Lino de Lucas González y algunos otros shows que faltan confirmar”.

Por otro lado, el bajista no dudó en afirmar que están enfocados en lo que será una de sus presentaciones más relevantes como conjunto musical: “Vamos a cerrar los festejos de esta gira por los cinco años de la banda con la llegada a Cosquín, donde estaremos en los espectáculos callejeros organizados por la municipalidad y la organización oficial del tradicional festival. Estamos muy entusiasmados con la posibilidad de representar a la música regional en una de las convocatorias artísticas más importantes del país, lo que para nosotros es un orgullo. Luego de esto, nos pondremos a trabajar en la renovación de nuestro repertorio para sorprender a quienes nos siguen habitualmente y con la intención de siempre seguir festejando”. 

Uno de los músicos con mayor rodaje de La Última es Fernando Satto, el encargado de hacer sonar los platillos, bombos y redoblantes, quien no ahorró palabras a la horade referirse lo que significa llegar a uno de los festivales más importantes de la música nacional: “Particularmente, siendo el baterista de la banda, nunca tuve la suerte de ir a Cosquín y por eso estamos muy contestos ante esta posibilidad que se nos abre en el marco de la gira de los cinco años. Esta convocatoria nos llena de orgullo, ya que siempre es importante ir a mostrar lo nuestro a un espacio donde realmente se respira folklore”.

Satto fue más allá al asegurar que: “El epicentro de este género musical es Cosquín y estar ahí, cara a cara con la gente, es un gran desafío para nosotros y en lo personal me emociona mucho. Me llena el alma compartir algún escenario por donde pasaron tantos referentes musicales del país, como por ejemplo Mercedes Sosa. Vamos a ir a participar con mucho entusiasmo y como dijo Carlos Giachetti: Viva el Folklore”.

El cantante Agustín Isla fue el último en ingresar y pese a ocupar un lugar muy relevante dentro de cualquier proyecto musical, ya que se hizo cargo de la voz, se acopló a la banda perfectamente. Islas ensayó una descripción de La Última al explicar que: “Es una banda que interpreta una especie de folklore moderno, ya que lo tradicional sería un bombo, guitarra y voces. Nosotros nos caracterizamos por utilizar batería, bajo, guitarra eléctrica y piano; lo que se transforma en un sonido más universal, por decirlo de alguna manera. Cada uno tiene sus inicios en diferentes géneros; algunos le hacen más al rock, otros a la cumbia y están los que se formaron en el mismo folklore. Esto nos permite mezclar ideas o visiones de cada uno, para así intentar llegar a nuevos sonidos, pero siempre enfocados en el folklore”.

Diego Bargas, encargado de hacer sonar la guitarra criolla, habló del evento musical más relevante de la ciudad, en el cual tocaron dos veces: “Para nosotros la Fiesta de la Playa es un evento muy importante, no solo por ser músicos uruguayenses, sino porque la banda tiene sus raíces en Concepción del Uruguay. Es una vidriera muy importante, ya que a partir de este evento hemos conseguido muchas otras actuaciones, así que la verdad es muy importante para nosotros como banda participar”.

Bargas también analizó las últimas ediciones de la fiesta con más historia de la ciudad: “Sin dudas que este evento ha tenido una evolución importante luego de que pasaron varias comisiones organizativas. Visto desde abajo, sin dudas que no se trata solamente de traer un grupo musical de renombre a nivel nacional y ponerlo en el escenario, sino que implica otras cuestiones organizativas que son muy importantes. Debido a esto, en las últimas ediciones hemos evidenciado un crecimiento notorio y muy favorable del festival; pero sobre todo en lo que respeta al trato con el músico local, ya que se le ha dado una participación más importante en el escenario, así que bienvenido sea para los artistas”.       

El tecladista Martín Zermathen nos contó cómo es el feedback con el público: “Estamos muy contentos debido a que recorrimos muchísimos festivales en Entre Ríos, Corrientes y en la República Oriental del Uruguay. La repercusión que tiene el show de La Última es muy buena, la gente lo percibe de la mejor manera y se nota esa energía positiva que nos brinda el público. Tal vez el tema más representativo de este último tiempo es “Voy a cantar”, una canción que habla de Concepción del Uruguay, su historia y sus atractivos”.

Zermathen también adelantó los próximos pasos de la banda una vez finalizado el verano: “La idea para 2020 es seguir trabajando en tema propios, por eso seguimos componiendo pese a la cantidad de recitales que estamos realizando. También estamos pensando en grabar y en realizar diferentes producciones audiovisuales como proyectos, con la intención de realizar una difusión más amplia de la banda. Creemos que esto es necesario para seguir creciendo y así llegar a más gente”.

Antes de despedirse, el encargado de la guitarra eléctrica, Juan Truffa, sacó su costado docente (es profesor de música con amplio recorrido en instituciones educativas de la ciudad) y analizó lo siguiente: “Estamos atentos a la llegada del folklore a las nuevas generaciones y debido a esto, con La Última, implementamos diversos instrumentos con la intención de modernizar e intentar colaborar en la renovación que se está dando dentro de este género musical; tanto en la provincia, como en otras regiones del país y en gran parte de América Latina. Abarcamos ritmos muy variados; como son el chamamé, candombe, chacareras y otras variables que se suelen escuchar en la música litoraleña. Nuestra provincia está muy hermanada musicalmente con Corrientes, Misiones o la República Oriental del Uruguay”.

Truffa dejó en claro que: “Apostamos mucho a la fusión, tratando de combinar lo autóctono y darle una pincelada más moderna, con la intención de ampliar la llegada al público y así renovar de alguna manera el folklore. Pretendemos llegar a nuevas generaciones y difundir las danzas regionales, por eso cuando podemos solemos incluir cuerpos de baile en nuestras presentaciones”.

Por Matías Dalmazo

Fuente: Diario La calle

Compartir